3 formas en las que la Inteligencia Artificial podría ayudar a nuestra Salud Mental

Los problemas de salud mental afectan a alrededor de 1 en 5 adultos al menos una vez en su vida en los Estados Unidos. La pobre salud mental es un problema global, con 83 millones de personas afectadas tan solo en Europa. ¿Qué pasaría si pudiéramos utilizar la Inteligencia Artificial para abordar este problema? 

La Inteligencia Artificial es una bala de plata, aplicable a casi todas las áreas, desde apoyar a la prosperidad económica hasta resolver problemas globales complejos.

 

Aunque está aun por verse el impacto holístico de la Inteligencia Artificial, los argumentos para utilizarla en el campo de la salud mental son sorprendentemente alentador, según artículos médicos y programas piloto.

 Veamos 3 beneficios particularmente notables de la Inteligencia Artificial.

 

 Detección temprana

 La detección temprana de problemas de salud mental es de crucial importancia para el pronto y exitoso tratamiento del paciente. La inteligencia Artificial puede actualmente detectar marcadores que identifican una alta probabilidad de cáncer a etapas muy tempranas. ¿Qué pasaría si la Inteligencia Artificial pudiera darnos advertencias similares sobre tu salud mental, simplemente al escucharte?

 En la práctica tradicional la evaluación del estado emocional depende mucho de los cambios significativos en el pensar, sentir y hacer que el individuo observe y autoreporte, aunado a a las observaciones del profesional en la salud mental. La Inteligencia Artificial podría identificar síntomas relevantes y actuar como un método de detección temprana, según lo demuestran dos estudios recientes.

Los Veteranos de Guerra son considerados un grupo típico de alto riesgo para desarrollar problemas de salud mental. Para advertir estos cambios en una etapa temprana, Cogito, una compañía fundada por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa, hizo equipo con el Departamento de Estados Unidos de Asuntos de Veteranos para probar una aplicación que monitorea la salud mental de los veteranos.

 La Aplicación, llamada Companion (Compañero), monitorea de forma pasiva el teléfono de un veterano 24/7, escuchando el tono de la voz del usuario y la frecuencia con la que usa su teléfono móvil. Los cambios en inflexión, energía del tono y la cantidad de palabras habladas, así como el uso del teléfono le daba la app una variedad de indicadores del comportamiento. El sistema de Inteligencia Artificial usa luego estos indicadores para detectar cambios cruciales en la salud mental del usuario.

 Similar a Cogito, IBM también utiliza la Inteligencia Artificial como un mecanismo de detección temprana para salud mental. En dos estudios, el departamento de Psiquiatría Computacional y Neuroimagen de IBM, junto a ciertas universidades, dirigió sus esfuerzos a predecir el comienzo de la psicosis en pacientes. Construyeron Inteligencia Artificial que detectaba diferencias en los patrones de habla en pacientes de alto riesgo que desarrollaban psicosis y aquellos que no. Para detectar esto, usaron un método llamado Procesamiento Natural del Lenguaje (PNL). PNL analizaba el habla de los pacientes en busca de diferentes indicadores como la coherencia de su discurso e ideas. Luego de utilizar este sistema en dos estudios, IBM logró una increíble exactitud retrospectiva de detección del 83% en el segundo grupo de estudio. Fue una demostración cuantificable del poder de escuchar.

 

 Fácil accesibilidad

 Aproximadamente 45% de la población mundial en el 2014 vivía en un país donde había menos de un psiquiatra por cada 100, 000 personas. Es claro que el acceso al tratamiento es un lujo que mucha gente del mundo no tiene o no puede costear.

 Además de mejorar el acceso a los tratamientos de salud mental, la Inteligencia Artificial podría jugar un gran papel en los tratamientos personalizados. Ginger.io, por ejemplo, cubre ambos. Una plataforma online que usa Inteligencia Artificial y aprendizaje de máquinas junto a una red clínica operada. Ginger.io adapta sus sugerencias a las necesidades del usuario y provee acceso a una gran variedad de tratamientos.

 El algoritmo puede, por ejemplo, sugerir que el curso de acción más adecuado es la terapia cognitiva conductual. Esta es una terapia popular que ayuda a replantear la forma en que te comportas y piensas, para cambiar la manera en la que abordas los problemas. Usualmente para ésto se requieren varias visitas a un especialista en un periodo prolongado de tiempo, lo que puede ser imposible debido a la localización del usuario. Otros tratamientos que pueden sugerirse al usuario son los entrenamientos de “mindfulness”, entrenamientos de resiliencia, y, en caso de problemas severos de salud mental,ser referidos a un terapeuta con licencia o a un psiquiatra certificado.

 Todo indica que la Inteligencia Artificial se convertirá en un factor clave para reducir las barreras del acceso a asesoramiento, servicios y tratamiento personalizado.

 

 Reducción del estigma

 El estigma que envuelve a las enfermedades de la mente puede actuar como un fuerte impedimento para buscar ayuda. Algunas personas afectadas pueden no desear discutir su situación con otros individuos, incluidos los profesionales entrenados, por miedo al estigma. A la larga, esto puede contribuir a empeorar la situación de la persona.

 En contraste a nosotros los humanos, un sistema de Inteligencia Artificial no necesariamente forma parte de ningún constructo social amplio con todas las normas culturales asociadas y sus expectativas. El sistema de Inteligencia Artificial es percibido como algo sin prejuicios, sin opiniones y sobretodo, neutral.

 La oportunidad de confiar en un sistema de Inteligencia Artificial ha estado a nuestro alcance ya por algún tiempo. ELIZA, un programa básico de NLP desarrollado en 1966, recreaba el comportamiento y las respuestas de un psicoterapeuta. Siendo un predecesor a muchos “bots” de chats, podrían verse las intenciones de su creador como similares a las de Woebot.

 Woebot trabaja de forma similar a una app de mensajería instantánea. Creada por la psicóloga de investigación clínic, Dra. Alison Darcy e integrada a Facebook, Woebot intenta replicar la disponibilidad de escuchar de un profesional entrenado. Aprende del individuo y adapta sus preguntas a la situación tras conversaciones

 Woebot no se cansa de conversaciones largas, siempre está disponible para escuchar, y lo más importante, es percibido como no prejuicioso, sin importar que pensamientos o preocupaciones exprese el usuario. En este sentido, Woebot puede contribuir a un mayor bienestar al reducir el aislamiento, proveer un canal instantáneo de comunicación, y permitiendo la autoexpresión anónima.

 La Inteligencia Artificial quizás no sea aún una bala de plata para la salud mental, -y siempre será parte indispensable del tratamiento la cercanía de un ser humano profesional-, sin embargo, existen indicadores de que hará contribuciones significativas en un futuro cercano.

Llama a nuestra RED DE ASOCIACIONESLlama a nuestra RED DE ASOCIACIONES

Llama a nuestra RED DE ASOCIACIONES

CDMX (55) 1997 5040

Guadalajara (33) 3817 4088

Monterrey (81) 8040 9418

VPSM

All for Joomla All for Webmasters