Trastorno obsesivo-compulsivo

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo?

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) pensamientos obsesivos y conductas compulsivas.

Las obsesiones son pensamientos perturbadores e irracionales, ideas o impulsos no deseados que se generan repetidamente en la mente de la persona. Una y otra vez aparecen pensamientos molestos, como: "Mis manos están contaminadas; me las tengo que lavar"; "Creo que dejé la estufa encendida"; "Voy a lastimar a mi hijo." A pesar de que la persona sabe que estos pensamientos obsesivos son irracionales, teme que sean verdaderos y trata de evitar esas ideas, lo cual le crea muchísima ansiedad.

Las compulsiones son rituales repetitivos como lavarse las manos, contar, revisar, acumular o arreglar cosas. La persona repite estas acciones, porque le dan un alivio pasajero ante las obsesiones, pero no se siente satisfecha ni tiene la convicción de que ha concluido la acción. Las personas con TOC sienten que deben realizar estos rituales o algo malo va a pasar.

El TOC con frecuencia se describe como "la enfermedad de la duda." Los que lo sufren tienen "dudas patológicas" porque no pueden distinguir entre lo que es posible, lo que es probable y lo que no es probable que pase.

En algún momento dado, la mayoría de las personas tienen pensamientos o comportamientos obsesivos. El TOC ocurre cuando alguien siente obsesiones y compulsiones durante más de una hora todos los días, de una manera que interfiere con su vida. Este trastorno se presenta dos o tres veces más que la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

¿Qué síntomas presenta una persona con trastorno obsesivo compulsivo?

Si una persona hace lo siguiente podría tener este trastorno:

  • Revisa cosas repetidamente, quizá decenas de veces, antes de sentirse lo suficiente segura como para irse a dormir o salir de la casa.

  • Tiene miedo de hacerle daño a otros.

  • Se siente sucia y contaminada.

  • Arregla y ordena cosas constantemente.

  • Se preocupa excesivamente por las imperfecciones de su cuerpo

¿Cuáles son algunos ejemplos típicos de comportamientos de una persona con trastorno obsesivo compulsivo?
  • Una mujer consulta a su dermatólogo, se queja de que su piel está extremadamente seca y que casi nunca siente que está limpia. Diariamente toma una ducha de dos horas.

  • Un abogado insiste en preparar café varias veces al día. Sus colegas no se dan cuenta de que vive con el temor de que el café esté envenenado y su impulso es desecharlo. El abogado está tan obsesionado con estas ideas que se pasa 12 horas al día en el trabajo, cuatro de las cuales dedica a preocuparse por el café contaminado.

  • Un hombre no soporta tirar nada a la basura; publicidad por correspondencia, periódicos viejos, envases de leche vacíos porque "todo puede contener algo valioso que podría ser útil algún día." Si bota algo a la basura, "sucederá algo terrible." Acumula tanta basura que ya no puede caminar en su casa. Como insiste que no puede ni debe desechar nada, se muda a otra casa en donde continúa acumulando cosas.

  • Un vehículo cae en un bache en una calle de la ciudad y el conductor te me haber atropellado a una persona.

  • A una mujer le da miedo tocar a su bebé porque cree que lo va a contaminar.

  • Un niño no se puede dormir hasta haber acomodado todos sus zapatos en fila correctamente.

  • Una persona pasa muchas, muchas horas al día levantando pesas para esculpir su cuerpo.

¿Quién lo padece?

Todo tipo de personas puede sufrir de este trastorno sin importar su grupo social o étnico, o si es hombre o mujer. Por lo general, los síntomas comienzan durante la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta.

¿Qué lo causa?

Se ha acumulado gran cantidad de evidencia científica que sugiere que el trastorno obsesivo-compulsivo es el resultado de un desequilibrio químico en el cerebro. A veces el TOC aparece en aquellos que han sufrido una lesión cerebral, lo que sugiere que es un padecimiento físico. Algunas teorías resaltan que se debe a una mala crianza, pero no hay evidencia científica que respalde este planteamiento.

En personas que sufren de este trastorno, los científicos han observado un aumento en el metabolismo de los ganglios basales y el lóbulo frontal del cerebro. Los científicos creen que esto causa movimientos repetitivos, pensamiento rígido y falta de espontaneidad. Las personas que sufren el trastorno obsesivo-compulsivo con frecuencia también tienen altos niveles de la hormona vasopresina.

Asimismo, se ha descubierto una fuerte relación entre la serotonina, un neurotransmisor que ayuda a que las neuronas se comuniquen entre sí, y la obseso-compulsión. Para decirlo de manera más sencilla, hay algo en el cerebro que se ha quedado "estancado", como si fuera disco rayado.

La herencia genética también es un factor muy fuerte. Si usted padece TOC, hay un 25 por ciento de probabilidad de que uno de sus hijos también lo padecerá.

¿La edad es un factor en el trastorno?

Por lo general el trastorno obsesivo compulsivo comienza antes de la adolescencia. Al principio se podría confundir con el autismo, el trastorno penetrante del desarrollo o el síndrome de Tourette, una enfermedad cuyos síntomas pueden incluir dudas obsesivas y ganas compulsivas de tocar.

 

Al igual que la depresión, el TOC tiende a empeorar a medida que pasan los años, si la persona no recibe tratamiento. Sin embargo, los científicos creen que si se da tratamiento a la persona cuando está joven los síntomas no empeorarán con el tiempo.

Por lo general, ¿los profesionales reconocen el trastorno obsesivocompulsivo?

No se reconoce lo suficiente y con frecuencia este trastorno se diagnostica incorrectamente. Muchas personas tienen dos trastornos, como el obsesivo-compulsivo y la esquizofrenia, o el obsesivo-compulsivo y el bipolar, pero el componente obsesivo-compulsivo no se diagnostica ni recibe tratamiento. Los investigadores creen que el trastorno obsesivo-compulsivo, los trastornos de ansiedad, de Tourette y de la alimentación como la anorexia y la bulimia pueden suscitarse debido al mismo mal funcionamiento químico en el cerebro.

¿Cuánto tiempo dura el trastorno?

Este trastorno no desaparece por sí solo, así que es importante obtener tratamiento. Aunque de vez en cuando los síntomas se podrían volver menos severos, el trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad crónica. Afortunadamente existen tratamientos eficaces que pueden controlar la enfermedad más fácilmente.

¿Se puede tratar eficazmente el trastorno obsesivo compulsivo?

Sí, la terapia del comportamiento puede ser eficaz, ya sea por sí sola, o combinada con medicamentos. Éstos últimos pueden regular la serotonina, reducir los pensamientos obsesivos y los comportamientos compulsivos

¿Por cuánto tiempo debe una persona tomar el medicamento antes de evaluar su eficacia?

Algunos médicos comenten el error de recetar un medicamento solamente por tres o cuatro semanas. Esto no es tiempo suficiente. Se debe probar el medicamento sistemáticamente durante 10 a 12 semanas antes de que se pueda evaluar su eficacia.

¿Qué es la terapia del comportamiento? ¿Puede aliviar eficazmente los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo?

La terapia del comportamiento es psicoterapia fuera de lo tradicional. Es "exposición y prevención de la respuesta," y es eficaz para muchas personas con el trastorno obsesivo-compulsivo. Se expone deliberadamente a la persona al objeto o la idea que produce miedo, ya sea directa o mentalmente, y después se le disuade o se evita que lleve a cabo la respuesta compulsiva usual. Por ejemplo, a una persona que se lava las manos compulsivamente se le puede pedir que toque el objeto que cree que está contaminado y se le niega la oportunidad de lavarse las manos por varias horas.

 

Cuando el tratamiento funciona bien, paulatinamente la persona siente menos ansiedad derivada de los pensamientos obsesivos y se puede contener de hacer las acciones compulsivas durante períodos prolongados de tiempo.

¿Desaparecerán completamente los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo con los medicamentos y la terapia del comportamiento?

La respuesta al tratamiento depende de cada caso. En la mayoría de las personas que reciben tratamiento con medicamentos eficaces, los síntomas se reducen en un 40 a 50 por ciento aproximadamente. Frecuentemente esto puede ser suficiente para cambiar la vida de la persona y permitirle funcionar adecuadamente.

Aproximadamente la mitad de las personas con este trastorno mejoran significativamente con terapia del comportamiento, mientras que el resto mejora moderadamente. Para unas cuantas personas ninguno de los tratamientos produce cambios significativos y otro pequeño número tiene la fortuna de pasar a una remisión total cuando obtiene un tratamiento eficaz con medicamentos o terapia del comportamiento.

  • w-facebook
  • Twitter Clean

© 2020 Red Voz Pro Salud Mental